Pete Neruda

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir por ejemplo:

  • Traigo el recuerdo de esa noche que comías un choclo. Insoportable era escuchar el ruido que hacías para desgarrar sus granos. Nada me turba peor que el sonido de tu salival regurgitando contra el maiz. Por tanto debo decirte que te odio, Marianela.
  • Como un perro que se rasca la frutilla te espero, en vano, Antonela.
  • Tus ojos son como una fina película de fiambrín dispuesta al sanguche entrar. Claro que jamás le convidarías a un extraño, tus embutidos encantos.
  • Cada vez que leo tus cartas me acuerdo de lo mucho que me gustaba como te comias las comas los acentos y los signos de puntuacion Vanesa
  • Te di cariño, contención, afecto y dedicación. Lo único que querías era un par de eventuales chirlos. El castigo no es algo que me salga natural. Volverás por un poco de paz.
  • Debo limpiar mi corazón del sucio moho del río. Ese al cual me tiraste. Ignoraste que soy buen nadador, y ahora vuelvo húmedo a por otro zimbrón.
  • Entraban mis manos en tus pechos, como si de agarrar una taza inmanijada se tratare.
  • Te pude haber dado el cielo. Lo que no pude, es hacer el cero ocho a tiempo.

… pero no me viene en gana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: